domingo, 12 de abril de 2015

Antártica: la misión más inhóspita del Ejército


Ofrecer apoyo logístico a los científicos que investigan en la Antártida, a 13.000 kilómetros de España. Esta es la misión de los militares destinados en la Base «Gabriel de Castilla»


trece mil kilómetros de distancia, en un territorio gélidamente hostil, en el área antártica, desde hace años, militares y científicos conviven en la Base del Ejército de Tierra «Gabriel de Castilla». Es la misión más antigua en el exterior que las Fuerzas Armadas desarrollan en la actualidad. En concreto, se han llevado a cabo ya 29 campañas. Fue en 1988 cuando el Ejército de Tierra inició su actividad en la Antártida.
Es una misión militar reducida en cuanto a efectivos humanos. Tan solo una decena de militares –que cada año van rotando– están destinados a esta base con capacidad para 28 personas. Sin embargo, la misión es única tanto por la lejanía y las dificultades climáticas como por la importancia de la colaboración del Ejército en la investigación científica.
En la Isla Decepción, España tiene una de sus bases antárticas, que utiliza todos los años. Esta isla se encuentra a escasos 100 kilómetros del continente antártico, a más de 1.000 del lugar poblado más próximo y a 13.000 kilómetros de España. La Isla Decepción es la parte superior delvolcán más activo de la región. Las últimas erupciones tuvieron lugar en 1967, 1969 y 1970. La del 69 destruyó una base militar chilena y otra británica. Aproximadamente el 60 por ciento de la isla está cubierta por glaciares.
Y allí, durante los meses del verano austral, tiene lugar desde hace casi tres décadas esta misión, en la que se llevan a cabo trabajos de investigación. Durante varios meses conviven militares y científicosciviles. Los primeros ofrecen a los segundos soporte logístico y garantizan que todo funcione correctamente durante la estancia en un lugar que es, efectivamente, muy hostil incluso cuando allí es verano. Y es que la sensación térmica es de unos 16 grados bajo cero, con vientos que alcanzan los 70 kilómetros por hora.
La campaña de este año ya ha llegado a su fin y tanto los militares como los científicos acaban de regresar a España. Sin embargo, la actividad no cesa. En estos momentos, los que formarán parte de la próxima expedición ya han comenzado su formación. Además, habrá que esperar hasta mayo para que el material que han mandado desde la Antártida desembarque en España.
En esta edición, se han llevado a cabo siete proyectos científicos, cuatro nacionales –uno de ellos era militar– y tres extranjeros. Y es que el Ejército no solo presta apoyo logístico, sino que también realiza sus propias averiguaciones científicas.
Sin embargo, su día a día se centra en ayudar a los científicos en todo lo que puedan necesitar. Por ejemplo, los militares se encargar de las comunicaciones, de que haya internet en la base y que se pueda llamar perfectamente a España. También son los encargados de manejar las zodiac cuando hay que ir a recoger muestras científicas a otras zonas de la isla y de acompañar a los científicos a sus salidas por la isla, para evitar que haya accidentes.
En el grupo hay especialistas en comunicaciones por satélite, mantenimiento, navegación, medio ambiente o movilidad en nieve. También hay dos cocineros, un veterinario y un médico. En total, trece militares que se encargan de que el engranaje de la «Gabriel de Castilla» funcione a la perfección.
Este año para ocupar estos trece puestos se han presentado más de 200 solicitudes. Por ejemplo, solo para la cocina se han presentado 70 voluntarios. A lo largo de estos años, 342 militares del Ejército de Tierra han formado parte de las campañas antárticas. Todos ellos han colaborado para hacer de la base «Gabriel de Castilla» una de las mejores.

Así es la «Gabriel de Castilla»

Cuenta con 241 metros cuadrados en los que conviven los 28 miembros de la Campaña Antártica. La base cuenta con once módulos, entre los que se distribuyen las siete habitaciones, de cuatro personas cada una; el área científica, con laboratorios y salas de trabajo; y una zona dedicada al taller. También hay un módulo de enfermería, dos almacenes de alimentos, un área con material de emergencia, dos almacenes más de material, un módulo de energía y otro de náutica, donde se almacena todo el material necesario para las salidas en zódiac. Desde los trajes de trabajo en aguas frías, hasta los chalecos salvavidas.
Allí, todo tiene que estar perfectamente atado, porque si no es imposible desenvolverse con garantías en un entorno tan extremo. Algo tan aparentemente sencillo como desprenderse de los residuos se convierte en una operación que debe estar perfectamente programada y planificada. Ni un residuo puede quedar allí, como tampoco generar impacto alguno en un ecosistema tremendamente sensible a la acción del hombre.
Algunos de los residuos se queman en una incineradora especial y los que se generan por la vida cotidiana, como latas de bebida o comida, son convenientemente guardados para ser sacados de la Antártida por un buque que los lleva hasta el extremo sur del continente americano.
ABC

Rompehielos Xuelong concluye 31ª expedición antártica

SHANGHAI, 10 abr (Xinhua) -- El rompehielos "Xuelong" (Dragón de Nieve), regresó hoy viernes a Shanghai, concluyendo así la 31ª expedición antártica de China.
El equipo de China completó los estudios e investigaciones para una nueva estación científca china en el continente.
El grupo también realizó análisis sobre geología marina, geofísica, química y biología marinas y recursos bióticos en el Océano Antártico.
Los científicos lograron perforar núcleos de hielo con una longitud de 172 metros.
El telescopio astronómico en la estación de Kunlun fue reparado y se instaló otro.
El buque salió de Shanghai el 30 de octubre de 2014.
Un total de 31 miembros del equipo pasarán el invierno en las estaciones de Changcheng y Zhongshan para realizar investigaciones en los campos de la meteorología, la ecología y la aurora austral.

ANTÁRTICA: El Papa Francisco llama a la Antártida


7.15 de la mañana sonó el teléfono de Gabriel Almada, 

suboficial argentino apostado en la base antártica de 

Marambio. Como el remitente era un 

número privado, casi no atiende. Pero atendió. Era el 

Papa Francisco.



Cuando asumió, el Papa Francisco dijo que lo fueron a buscar casi al fin del mundo. Al sur de la Patagonia, que la Argentina comparte con Chile, está la Antártida. Y ahí, al fin del mundo, llamó el Sábado Santo.

A las 7.15, sonó el teléfono del suboficial Gabriel Almada, a cargo de las comunicaciones en la base argentina Marambio. Almada dudó en atender; por cuestiones de seguridad, estando lejos de su casa, prefiere no tomar los llamados cuyo remitente no está identificado, o figura como “Número privado”.

“¿Hablo con el señor Almada?”, le preguntaron del otro lado. Desconfiado, el suboficial interrogó en varias ocasiones: “¿Quién es?”. Por unos instantes, el intercambio fue tenso, hasta que Francisco “se dio cuenta de que yo no iba a dar brazo a torcer y estaba a punto de cortar”, y reveló su identidad. “Me paralicé. Una emoción muy grande, (que) nunca pensé recibir en mi vida”, expresó Almada en una entrevista televisiva con la cadena TN.

Almada reveló que él había mandado un mail para que el Santo Padre escribiera unas líneas saludando a la dotación por las Pascuas, pero no esperaba el llamado.

De hecho se disculpó ante el Papa: “Le aclaré que no era mi intención que él me llame porque me parece un atrevimiento de mi parte pedir que él me llame. Yo le aclaré que simplemente quería unas líneas de parte de él pero que estaba agradecido de que llamara”.

Almada vivió el diálogo con mucha emoción, y tras cortar, se puso a llorar. “Lo que me quedó grabado fue su humildad, su forma de hablar (…) Sólo el hecho de haber llamado la emoción que causó en toda la base… La verdad que es algo inexplicable”, expresó a TN.

Entre sus funciones en la Base, Almada está a cargo de la capilla Santísima Virgen de Luján, y fue autorizado debidamente como Ministro de la Eucaristía. 

En esta capilla se cuida una réplica de la Virgen de Luján solemnemente trasladada desde su santuario en 1995, meses antes de la inauguración del oratorio. Además, desde hace poco tiempo, conserva un cofre con un solideo del Papa Francisco y un Rosario bendecido por él.

La base Marambio, fundada en 1969, es una base científica y militar permanente ubicada en la isla antártica Marambio, dependiente de la Fuerza Aérea Argentina, con capacidad para albergar más de 50 habitantes.

Los permanentes contactos con el continente a través de las nuevas tecnologías, y la difusión de sus actividades e hitos que han hecho la Fundación Marambio y la Fuerza Aérea, acercan permanentemente la vida de los valientes habitantes de la base al resto de los argentinos.
Aleteia

miércoles, 8 de abril de 2015

ANTÁRTICA. Brasil suspende licitación para construcción de base científica en Antártida

La Marina brasileña informó hoy que suspendió la licitación para elegir la empresa que debe construir la nueva estación científica del país en la Antártida, lo que debe atrasar las obras para la entrega del complejo, previstas para marzo de 2016.


La Marina brasileña informó hoy que suspendió la licitación para elegir la empresa que debe construir la nueva estación científica del país en la Antártida, lo que debe atrasar las obras para la entrega del complejo, previstas para marzo de 2016.
En un comunicado, la Marina aseguró que la licitación fue interrumpida después de que dos de las empresas que aspiraban a ella presentaran recursos para continuar en la disputa por el contrato de 110,5 millones de dólares que debe costar la instalación de la nueva Estación Comandante Ferraz, en la Bahía del Almirante de la Antártica.
El Programa Antártico Brasileño (Pronatar) de la Marina brasileña pretende reconstruir la base que quedó destruida por un incendio en 2012, causando la muerte de dos militares.
El presente es el segundo proceso de licitación abierto por la Marina para reconstruir la base. El primero, iniciado a finales de 2013 y finalizado en febrero de 2014, terminó sin la presentación de ninguna propuesta.
Inicialmente se pedía que las empresas extranjeras que optasen a ella se unieran en consorcio con compañías brasileñas, pero tras el fracaso de la primera convocatoria, en esta segunda se permite la participación de empresas 100 por ciento de capital extranjero.
La nueva instalación deberá tener un área total de 4.500 metros cuadrados, mientras que las áreas aisladas, como las torres de energía eólica y los helicópteros, sumarán otros 500 metros cuadrados.
El complejo tendrá 18 laboratorios internos, además de siete unidades aisladas para investigaciones de meteorología, ozono y de la atmósfera, con una capacidad total para 64 personas.
China.0rg

lunes, 30 de marzo de 2015

Base antártica registra temperatura máxima récord de 17,5 grados. Plataformas de hielo flotante antártico disminuyen aceleradamente



El Servicio Meteorológico Nacional de Argentina afirmó que en la Península Antártica se alcanzaron temperaturas récord de 17,4 y 17,5 grados Celsius entre el 23 y 24 de marzo.
En respuesta la Organización Meteorológica Mundial, respondió que “se investiga estos informes”.
“Hemos recibido, de parte del Servicio Meteorológico Nacional, Argentina, mediciones preliminares tomadas en una de las bases argentinas en la Antártida, Base Esperanza, el 24 de marzo en 2015, de una temperatura de 17,5 ° C (63,5 ° F). Si se confirma, este sería un nuevo extremo de alta temperatura para la Antártida”, destacó la OMM, a través de la Universidad de Arizona.
El informe argentino indica que "durante el día lunes 23 la Base Marambio marcó una temperatura máxima de 17.4°C, superando al récord anual de 16.5°C registrado el 07-12-1992", anunció vía Facebook.
"Por otro lado el día martes 24 Base Esperanza registró una temperatura máxima de 17.5°C superando también al récord anual de 17.1°C del 24-04-1961".
Los períodos de registros de referencia en dichas estaciones es 1961-2014 (Base Esperanza) y 1971-2014 (Base Marambio).
Ambas bases se encuentran en la Península Antártica. Por su parte la Base Jubany, que está vecina pero en el extremo, no registra tales temperaturas altas. Lo mismo la Base Orcadas en las islas que llevan el mismo nombre.
Respecto a la situación de la Antártida, un reciente estudio advirtió que las plataformas de hielo flotante están perdiendo espesor en manera acelerada. Esto sucede mientras la extensión del hielo del continente blanco está aumentando.
La Gran Época

Plataformas de hielo flotante antártico disminuyen aceleradamente

Borde de la plataforma de hielo Ekström. captada por Hannes Grobe a las 15:50 del 13 January 2007 (UTC), del Instituto Polar Alfred Wegener e Investigaciones Marinas Bremerhaven -(Expedición Polar ANT-XX/2- Wikimedia Commons)

Especialmente en el sector occidental

Nuevas investigaciones revelaron que las plataformas de hielo flotante de la Antártida están disminuyendo de espesor, especialmente en la última década, afirmó elInstituto de Oceanografía Scripps de la Universidad de San Diego el 26 de marzo.
Estas plataformas forman verdaderas barreras o mesetas que emergen sobre la superficies hasta unos 30 metros de altura. Se originan de los derretimientos de los glaciares.
El equipo de Scrpps advirtió que la plataforma flotante de hielo disminuyó en algunos sectores un 18 por ciento en 18 años (1994-2012). Mientras tanto, según otro estudio previo de la Agencia Oceanográfica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU., el hielo fijo de la Antártida está creciendo. Registró en enero de 2015 un aumento de un 44,6 por ciento por sobre el promedio del siglo XX.
"El dieciocho por ciento en el transcurso de 18 años es realmente un cambio sustancial", dijo Fernando Paolo, investigador de la Universidad.
Además, “los datos de casi dos décadas de misiones satelitales han demostrado que la disminución del volumen de hielo se está acelerando”, destacó el equipo formado también por la glacióloga Helen Amanda Fricker, y el oceanógrafo Laurie Padman, del equipo de Investigación de la Tierra y del Espacio.
Al unir los registros de tres misiones descubrieron que el volumen total de la plataforma de hielo de la Antártida había cambiado muy poco desde 1994 hasta 2003, pero luego disminuyó rápidamente.
La parte occidental perdió hielo durante todo el período de observación, pero en manera mucho más acelerada en la década más reciente.
La plataforma flotante de la Antártida Oriental en cambio aumentó en el primer período, pero esto cesó después del 2003, según el estudio.
Scripps destacó que un nuevo estudio analizará cuáles serán efectos para el planeta, y las causas que lo está promoviendo. Se cree que los Eventos de El Niño en los trópicos tiene alguna relación.
La Gran Época

martes, 3 de marzo de 2015

UNA IMAGEN, UN PENSAMIENTO Y... EL RESTO ES TUYO


Sin preguntas y respuestas propias,
vivimos al margen de la realidad

E. Cueto
Condición humana
La llave en la cerradura

lunes, 2 de marzo de 2015

ANTÁRTICA: Condiciones actuales en la Antártida, óptimas para el pingüino emperador


 Las condiciones actuales en el Mar de Ross en la Antártida parecen ser óptimas para los pingüinos emperador, una especie que ha sido afectada por los cambios climáticos en los últimos 30.000 años y que podría sufrir el impacto del calentamiento global, según una investigación divulgada hoy.
En el pasado, las condiciones en la Antártica fueron demasiado duras para estos pingüinos durante la última era glacial, cuando la población de estos animales era siete veces menor que hoy en día, de acuerdo con este estudio liderado por universidades australianas y británicas, junto a la División Australiana Antártica.

Los investigadores hallaron que solamente tres poblaciones de pingüinos emperador (Aptenodytes forsteri) lograron sobrevivir a los cambios climáticos en los últimos 30.000 años y al parecer el Mar de Ross se constituyó en un refugio ideal para una de las poblaciones de estas aves antárticas.

"El número de los pingüinos emperador solamente aumentó en los últimos 12.000 años cuando el hielo marino se redujo alrededor de la Antártida durante los períodos de calentamiento del Holoceno", enfatizó este trabajo publicado en la revista científica Global Change Biology.

Los investigadores, que examinaron la diversidad genética de los pingüinos emperador antiguos y modernos, creen que "las condiciones actuales del hielo marino pueden ser óptimas" para la supervivencia de estas aves, según un comunicado de la División Australiana Antártica.

Los pingüinos emperador, cuyas poblaciones se extienden alrededor de 8.000 kilómetros de línea costera antártica, viven en condiciones de frío extremo y en medio del hielo marino y se reproducen durante el invierno austral cuando la temperatura desciende a treinta grados bajo cero.

El estudio liderado por Jane Younger y Gemma Luccas -que aspiran a un doctorado, respectivamente, por la Universidad de Tasmania y la Universidad de Southampton- también muestra que los cruces en la reproducción sugieren que son capaces de viajar a distancias más lejanas de lo que se creía anteriormente.

Lo curioso es que los pingüinos emperador del Mar de Ross no se cruzan con otros ejemplares de otras zonas, un hecho que sorprende a los científicos debido a la inexistencia de barreras claras en esa zona que haga suponer que estas colonias se encuentran aisladas.

El trabajo sobre los pingüinos emperador también abre la duda de que si estos animales podrán ser capaces de adaptarse al cambio climático previsto durante las próximas décadas, cuando el calentamiento global afecte sus hábitats con mayor rapidez que en el pasado.

EFE