miércoles, 7 de noviembre de 2018

Ozone Hole Modest Despite Optimum Conditions for Ozone Depletion



Scientists from NASA and NOAA work together to track the ozone layer throughout the year and determine when the hole reaches its annual maximum extent. This year, the South Pole region of Antarctica was slightly colder than the previous few years, so the ozone hole grew larger.
Credits: NASA Goddard/ Katy Mersmann

The ozone hole that forms in the upper atmosphere over Antarctica each September was slightly above average size in 2018, NOAA and NASA scientists reported today.

Colder-than-average temperatures in the Antarctic stratosphere created ideal conditions for destroying ozone this year, but declining levels of ozone-depleting chemicals prevented the hole from as being as large as it would have been 20 years ago.
“Chlorine levels in the Antarctic stratosphere have fallen about 11 percent from the peak year in 2000,” said Paul A. Newman, chief scientist for Earth Sciences at NASA's Goddard Space Flight Center in Greenbelt, Maryland. "This year’s colder temperatures would have given us a much larger ozone hole if chlorine was still at levels we saw back in the year 2000.”
According to NASA, the annual ozone hole reached an average area coverage of 8.83 million square miles (22.9 square kilometers) in 2018, almost three times the size of the contiguous United States. It ranks 13th largest out of 40 years of NASA satellite observations. Nations of the world began phasing out the use of ozone-depleting substances in 1987 under an international treaty known as the Montreal Protocol.
The 2018 ozone hole was strongly influenced by a stable and cold Antarctic vortex — the stratospheric low pressure system that flows clockwise in the atmosphere above Antarctica. These colder conditions — among the coldest since 1979 — helped support formation of more polar stratospheric clouds, whose cloud particles activate ozone-destroying forms of chlorine and bromine compounds.
In 2016 and 2017, warmer temperatures in September limited the formation of polar stratospheric clouds and slowed the ozone hole’s growth. In 2017, the ozone hole reached a size of 7.6 million square miles (19.7 square kilometers) before starting to recover. In 2016, the hole grew to 8 million square miles (20.7 square kilometers).
However, the current ozone hole area is still large compared to the 1980s, when the depletion of the ozone layer above Antarctica was first detected. Atmospheric levels of man-made ozone-depleting substances increased up to the year 2000. Since then, they have slowly declined but remain high enough to produce significant ozone loss.

This time-lapse photo from Sept. 10, 2018, shows the flight path of an ozonesonde as it rises into the atmosphere over the South Pole from the Amundsen-Scott South Pole Station. Scientists release these balloon-borne sensors to measure the thickness of the protective ozone layer high up in the atmosphere.
Credits: Robert Schwarz/University of Minnesota

NOAA scientists said colder temperatures in 2018 allowed for near-complete elimination of ozone in a deep, 3.1-mile (5-kilometer) layer over the South Pole. This layer is where the active chemical depletion of ozone occurs on polar stratospheric clouds. The amount of ozone over the South Pole reached a minimum of 104 Dobson units on Oct. 12 — making it the 12th lowest year out of 33 years of NOAA ozonesonde measurements at the South Pole, according to NOAA scientist Bryan Johnson.
"Even with this year's optimum conditions, ozone loss was less severe in the upper altitude layers, which is what we would expect given the declining chlorine concentrations we’re seeing in the stratosphere," Johnson said.
A Dobson unit is the standard measurement for the total amount of ozone in the atmosphere above a point on Earth's surface, and it represents the number of ozone molecules required to create a layer of pure ozone 0.01 millimeters thick at a temperature of 32 degrees Fahrenheit (0 degrees Celsius) at an atmospheric pressure equivalent to Earth’s surface. A value of 104 Dobson units would be a layer that is 1.04 millimeters thick at the surface, less than the thickness of a dime.
Prior to the emergence of the Antarctic ozone hole in the 1970s, the average amount of ozone above the South Pole in September and October ranged from 250 to 350 Dobson units.
What is ozone and why does it matter?
Ozone comprises three oxygen atoms and is highly reactive with other chemicals. In the stratosphere, roughly 7 to 25 miles (about 11 to 40 kilometers) above Earth’s surfacea layer of ozone acts like sunscreen, shielding the planet from ultraviolet radiation that can cause skin cancer and cataracts, suppress immune systems and damage plants. Ozone can also be created by photochemical reactions between the Sun and pollution from vehicle emissions and other sources, forming harmful smog in the lower atmosphere.
NASA and NOAA use three complementary instrumental methods to monitor the growth and breakup of the ozone hole each year. Satellite instruments like the Ozone Monitoring Instrument on NASA’s Aura satellite and the Ozone Mapping Profiler Suite on the NASA-NOAA Suomi National Polar-orbiting Partnership satellite measure ozone across large areas from space. The Aura satellite’s Microwave Limb Sounder also measures certain chlorine-containing gases, providing estimates of total chlorine levels.
The total amount of ozone in the atmosphere is exceedingly small. All of the ozone in a column of the atmosphere extending from the ground to space would be 300 Dobson units, approximately the thickness of two pennies stacked one on top of the other.
NOAA scientists monitor the thickness of the ozone layer and its vertical distribution above the South Pole by regularly releasing weather balloons carrying ozone-measuring “sondes” up to 21 miles (~34 kilometers) in altitude, and with a ground-based instrument called a Dobson spectrophotometer.
To learn more about NOAA and NASA efforts to monitor ozone and ozone-depleting gases, visit:
Last Updated: Nov. 2, 2018
Editor: Sara Blumberg

NASA

sábado, 3 de noviembre de 2018

HOY EN PUNTO DE ENCUENTRO EN LA PATAGONIA ESTARÁ EL CANTAUTOR Eduardo Yáñez Betancourt. A PARTIR DE LAS 13.30 HORAS EN RADIO/TV PRESIDENTE IBÁÑEZ.

La imagen puede contener: Eduardo Yáñez Betancourt y Roberto Bravo Vidal, personas sentadas e interior

El destacado cantautor Eduado Yañez Bettancourt es el invitado del programa Punto del Encuentro en la Patagonia que se trasmite en radio/TV Presidente Ibáñez este sábado a partir de las 13.30 horas.
En él junto con escuchar algunos de sus temas, Eduardo habla y recuerda sus inicios en la música durante su adolescencia, como aquella de la “nueva ola” y artistas de esa época. También recuerda sus primeras composiciones en la adolescencia, como su ingreso a la universidad en el año 70. Nos cuenta de uno de sus temas más conocido “Nuestro cobre”, ganador del Festival del Cantar Universitario del año 1971, que el conjunto Quilapayún grabó en 1972 y que él recién la grabó en el año 2003.

La imagen puede contener: Eduardo Yáñez Betancourt, sentado, guitarra e interior

Sobre la temática de sus composiciones Eduardo dice en parte “…eso que te conmueve, esa cosa humana; hay frases, que siendo “cliché” también son verdaderas, nada de lo humano me es ajeno. Claro, eso que, tú tienes el conjunto de la humanidad, las guerras, las injusticias, pero también tienes a ese caballero de la plaza que se sienta en la plaza y da de comer a las palomas. Y ese niño que está aprendiendo a caminar y esa persona que hoy día se puso triste, que tú no la conoces, te sientas al lado y conversas con él y qué le pasa…"



La imagen puede contener: una o varias personas, personas tocando instrumentos musicales y guitarra

Nos habla del Victor Jara a quien conoció y cuenta que estuvieron juntos en el estadio Chile. Nos cuenta y canta, además, un tema que le escribió y que está en el CD “Eduardo Yañez, Para llegar al amor”
La política también estuvo presente en esta conversación como su visión del momento cultural.
La entrevista fue realizada el 10 de enero de este año.

PUNTO DE ENCUENTRO EN LA PATAGONIA
Un espacio dedicado al quehacer cultural, un encuentro con sus protagonistas, para contribuir al cambio cultural.
Creado y conducido por Roberto Bravo Vidal
El programa se trasmite por radio/TV Presidente Ibañez de Punta Arenas todos los sábados a partir de las 13.30 horas.
Se puede escuchar y ver por internet
http://www.radiopresidenteibanez.cl
También se puede ver en el celular
http://ibanez.servercl.com/live/live/index.m3u8
También se verá aquí, en Facebook

martes, 23 de octubre de 2018

ANTÁRTICA: Antarctic ice mission seeks mystery molecules that scrub sky/La misión de hielo en la Antártida busca moléculas misteriosas que frotan el cielo.

Air bubbles in a thin section of an ice core (Photo: Mana Inoue)

This summer a world-first international mission will build a temporary lab on the Antarctic ice sheet to reveal how much a natural ‘atmospheric detergent’ cleans the air of harmful trace gases.

Although the majority of greenhouse gas emissions is carbon dioxide, there are more than 40 other gases that contribute to climate change and depletion of the ozone layer.

The Law Dome Hydroxyl project, led by CSIRO atmospheric scientist Dr David Etheridge and Dr Vas Petrenko from the University of Rochester in the USA, seeks to understand the natural processes that remove these ‘other’ climate change gases from the atmosphere.

“Hydroxyl (OH) is a naturally occurring, highly reactive molecule that plays an important role in the atmosphere as a ‘natural air purifier’, by destroying greenhouse gases like methane and industrial chemicals that deplete ozone,” said Dr Etheridge.

“But we don't understand how much has been removed by hydroxyl, which is fundamental to be able to predict the levels of gases that affect climate and the ozone layer into the future.”

“Knowing how hydroxyl varies in the atmosphere, and the role it plays, is the key to solving those mysteries.”

Researchers will drill ice cores to depths of 250 metres to measure pre-industrial atmospheric levels of hydroxyl, which has never been done before.

To do this, the team will traverse more than a hundred kilometres from Australia’s Casey research station to Law Dome and set up a laboratory on the ice sheet for three months.

“Law Dome is the best place on the planet to get old air for this project, because its enormous rate of snowfall traps air quickly and preserves it at depth for centuries,” said Dr Etheridge.

However, the project is a massive challenge because of the tiny amounts of material that the researchers need to sample and analyse.

“Melting hundreds of kilograms of ice will yield about 30 litres of air, but each air sample will yield just a handful of the molecules we want to detect and measure.”

“The concentrations we’re looking for are so miniscule it’s like trying to find a few particular grains of sand amongst the trillions on a beach,” Dr Etheridge said.

This season more than 500 expeditioners will travel south with the Australian Antarctic Program to Casey, Davis and Mawson stations and sub-Antarctic Macquarie Island.

Australia’s Wilkins Aerodrome will be closed for three months to undertake engineering works on the 3.5 kilometre blue ice runway near Casey.

Across at Davis research station, a team will undertake some further environmental investigations of the proposed paved runway.

The Law Dome expedition is a US-Australian collaborative project involving glaciologists and atmospheric scientists from CSIRO, the Australian Nuclear Science Technology Organisation (ANSTO), the University of Rochester, Scripps Institution of Oceanography, the US National Science Foundation, and AAD.


Australian Antartic Division

Este verano, una primera misión internacional del mundo construirá un laboratorio temporal en la capa de hielo de la Antártida para revelar cuánto un "detergente atmosférico" natural limpia el aire de gases traza dañinos.

Aunque la mayoría de las emisiones de gases de efecto invernadero son dióxido de carbono, hay más de 40 gases que contribuyen al cambio climático y al agotamiento de la capa de ozono.

El proyecto Law Dome Hydroxyl, dirigido por el científico atmosférico CSIRO, el Dr. David Etheridge y el Dr. Vas Petrenko de la Universidad de Rochester en los Estados Unidos, busca comprender los procesos naturales que eliminan estos “otros” gases del cambio climático de la atmósfera.

"El hidroxilo (OH) es una molécula altamente reactiva de origen natural que desempeña un papel importante en la atmósfera como un" purificador de aire natural ", al destruir gases de efecto invernadero como el metano y los productos químicos industriales que agotan el ozono", dijo el Dr. Etheridge.

"Pero no entendemos cuánto ha eliminado el hidroxilo, que es fundamental para poder predecir los niveles de gases que afectan el clima y la capa de ozono en el futuro".

"Saber cómo varía el hidroxilo en la atmósfera, y el papel que desempeña, es la clave para resolver esos misterios".

Los investigadores perforarán núcleos de hielo a profundidades de 250 metros para medir los niveles atmosféricos preindustriales de hidroxilo, algo que nunca antes se había hecho.

Para hacer esto, el equipo recorrerá más de cien kilómetros desde la estación de investigación de Casey en Australia hasta Law Dome y establecerá un laboratorio en la capa de hielo durante tres meses.

"Law Dome es el mejor lugar del planeta para obtener aire viejo para este proyecto, ya que su enorme cantidad de nevadas atrapa el aire rápidamente y lo preserva en profundidad durante siglos", dijo el Dr. Etheridge.

Sin embargo, el proyecto es un desafío enorme debido a las pequeñas cantidades de material que los investigadores necesitan muestrear y analizar.

"La fusión de cientos de kilogramos de hielo producirá aproximadamente 30 litros de aire, pero cada muestra de aire producirá solo un puñado de las moléculas que queremos detectar y medir".

"Las concentraciones que buscamos son tan minúsculas que es como tratar de encontrar algunos granos particulares de arena entre los trillones en una playa", dijo el Dr. Etheridge.

Esta temporada, más de 500 expedicionarios viajarán al sur con el Programa Antártico Australiano a las estaciones Casey, Davis y Mawson y a la isla subantártica Macquarie.

El aeródromo Wilkins de Australia permanecerá cerrado durante tres meses para realizar trabajos de ingeniería en la pista de hielo azul de 3,5 kilómetros cerca de Casey.

Al otro lado de la estación de investigación Davis, un equipo emprenderá algunas investigaciones ambientales adicionales de la pista pavimentada propuesta.

La expedición Law Dome es un proyecto colaborativo entre Estados Unidos y Australia que involucra a glaciólogos y científicos atmosféricos de CSIRO, la Organización Australiana de Tecnología de Ciencia Nuclear (ANSTO), la Universidad de Rochester, el Instituto Scripps de Oceanografía, la Fundación Nacional de Ciencia de los Estados Unidos y AAD.

NASA descubre un misterioso bloque de hielo en Antártica

NASA descubre un misterioso bloque de hielo en Antártica

La NASA compartió imágenes de un bloque de hielo que sorprende al mundo

La imagen revela un bloque con la forma de rectángulo perfecto. Fue tomada por Operation IceBridge, una misión de la NASA en los polos del planeta. 
La explicación al fenómeno que parece una construcción artificial es que se trata de un iceberg tabular. Estos se distinguen por tener lados escarpados, casi verticales y una parte superior plana que luce como una meseta. Los icebergs tabulares  se desprenden de plataformas de hielo, que son cuerpos tabulares de hielo grueso. Se cree que el de la imagen es un iceberg reciente ya que el viento o el mar no han cambiado su forma.
Ver imagen en Twitter
From yesterday's flight: A tabular iceberg can be seen on the right, floating among sea ice just off of the Larsen C ice shelf. The iceberg's sharp angles and flat surface indicate that it probably recently calved from the ice shelf.

Los exploradores todavía no han medido el iceberg en cuestión. En 2000, el Iceberg B-15 medía 183 millas de largo por 23 millas de ancho, mayor a la extensión de la isla de Jamaica. 

Ver imagen en Twitter
From yesterday's flight: Mountains in the Shackleton Range, bordering Recovery Glacier, East Antarctica.


EL DIARIO 

ANTÁRTICA: Invitan a toda la comunidad a sumarse a la celebración del Día de la Antártica Chilena

díaantértica2018

El próximo 6 de noviembre se celebrará esta importante fecha en todo Chile. Desde el Instituto Antártico Chileno invitan a la comunidad a ser partícipes de esta relevante fecha inscribiendo sus actividades entorno al Continente Blanco.

Punta Arenas, 19 de octubre de 2018.- El 6 de noviembre de 1940, el Presidente de la República, Pedro Aguirre Cerda, fijó los límites del Territorio Chileno Antártico. Es por esa importante razón que nuestro país recuerda esta fecha histórica y celebrará el Día de la Antártica Chilena. El Instituto Antártico Chileno (INACH) invita a todas las instituciones públicas y privadas, así como a los establecimientos educacionales, junto a toda la comunidad magallánica y nacional, a sumarse al programa de celebración.
El director del INACH, Dr. Marcelo Leppe Cartes, subraya que la celebración de esta relevante fecha debe tener, sin duda alguna, una connotación ciudadana y social.
“Si queremos entender a la Antártica como un continente del futuro, se ha elevado como una tremenda alternativa de desarrollo económico el convertir a la región de Magallanes y de la Antártica Chilena en una ciudad puente donde se provean servicios logísticos, investigación científica de alta calidad, así como los contenidos para el turismo sustentable antártico de intereses especiales. Si analizamos estos ejes de desarrollo, podrían convertir a la región, en una zona sustentable y que respeta los principios del Tratado Antártico. De igual forma, la Antártica se puede convertir en una alternativa económica por muchos años mas, sin redundar en un impacto en el medioambiente ”, dice Leppe.
Ya existen algunas actividades programadas para celebrar tan importante fecha para el país, las cuales estarán disponibles próximamente en el sitio web del INACH. Las instituciones que deseen incluir sus actividades y su conmemoraciones entorno al 6 de noviembre, pueden inscribir sus actividades en este link:  Día de la Antártica 2018
El director del INACH efectuó un llamado a la ciudadanía a celebrar el Día de la Antártica. “Queremos, como instituto, invitar a toda la comunidad, instituciones públicas o privadas a sumarse a esta primordial fecha inscribiendo sus actividades. Somos un país con historia antártica y es importante trasmitir a todos los chilenos y chilenas que deben conmemorar este día”.
ANTECEDENTES
El 6 de noviembre recuerda la fecha histórica en que el Presidente Pedro Aguirre Cerda fijó los límites del Territorio Chileno Antártico (1940).
Fue el presidente Pedro Aguirre Cerda quien emprendió un proceso que debía plasmarse en la consolidación chilena en la Antártica. Los límites fueron estudiados por una comisión especial, nombrada por decreto del Ministerio de Relaciones Exteriores, Nº 1541 del 7 de septiembre de 1939, de acuerdo a los antecedentes históricos, jurídicos y diplomáticos que se habían acumulados hasta esa fecha.
En la temporada 1946-1947 (enero) se realiza con éxito la Primera Expedición Antártica Chilena. El primer presidente de un Estado que visitó la Antártica fue el chileno Gabriel González Videla, desembarcando a las 16.25 horas del 17 de febrero de 1948, en las cercanías de base Soberanía.
El 14 de julio de 1961, Chile ratifica el Tratado Antártico que instaura tres principios de utilización: Fines Pacíficos, Investigación Científica y «Status Quo» sobre reclamaciones.

INACH

ANTÁRTICA: Underwater cameras light the way for Southern Ocean conservation


New underwater camera technology developed by Australian researchers is shining a light on previously unseen species in the Southern Ocean to help improve marine conservation.

For the first time, a deep-sea swimming sea cucumber, Enypniastes eximia, also known as a “headless chicken monster”, has been filmed in Southern Ocean waters off East Antarctica.

The unusual creature, which has only ever been filmed before in the Gulf of Mexico, was discovered using an underwater camera system developed for commercial long-line fishing by the Australian Antarctic Division.

Australian Antarctic Division Program Leader Dr Dirk Welsford, said the cameras are capturing important data which is being fed into the international body managing the Southern Ocean, the Commission for the Conservation of Antarctic Marine Living Resources (CCAMLR).

“The housing that protects the camera and electronics is designed to attach to toothfish longlines in the Southern Ocean, so it needs to be extremely durable,” Dr Welsford said.

“We needed something that could be thrown from the side of a boat, and would continue operating reliably under extreme pressure in the pitch black for long periods of time.”

“Some of the footage we are getting back from the cameras is breathtaking, including species we have never seen in this part of the world.”

“Most importantly, the cameras are providing important information about areas of sea floor that can withstand this type of fishing, and sensitive areas that should be avoided.”

Dr Welsford said other CCAMLR nations, such as Chile, France, and the United Kingdom are now also using the super-strengthened devices, which are fabricated at the AAD’s headquarters in Tasmania.

“It’s a really simple and practical solution which is directly contributing to improving sustainable fishing practices,” Dr Welsford said.

The data collected from the cameras are being presented at the annual CCAMLR meeting starting in Hobart tomorrow.

Australia’s CCAMLR Commissioner, Ms Gillian Slocum, said Australia will continue to lead on the most pressing issues facing the Southern Ocean, including biodiversity conservation, climate change and science-based fisheries management.

“Australia will again be seeking support for the creation of a new East Antarctic Marine Protected Area,” Ms Slocum said.

“We will also support two other new Marine Protected Areas being proposed this year which will contribute to CCAMLR’s commitment of a representative system of MPAs in the Southern Ocean.”

These proposals are among a number of measures Australia will put forward during the 10-day meeting, including proposals to improve the way CCAMLR responds to the impacts of climate change.

“The Southern Ocean is home to an incredible abundance and variety of marine life, including commercially sought-after species, the harvesting of which must be carefully managed for future generations,” Ms Slocum said.




Two of the underwater cameras developed to enhance the sustainability of long line fishing in the Southern Ocean. (Photo: Jessica Fitzpatrick)

Australian Antarctic Division Fisheries Technician, Tim Lamb, works on an underwater camera. (Photo: Jessica Fitzpatrick)

Australian Antartic Division

domingo, 21 de octubre de 2018

Pesquerías de kril y sostenibilidad


Kril antártico (Euphausia superba)

El kril es un crustáceo pequeño del orden Euphausiacea que se encuentra en todos los océanos del mundo.
En el océano Austral, una especie, el kril antártico (Euphausia superba) tiene una biomasa estimada de unas 379 000 000 toneladas1, más que la población mundial de seres humanos. Más de la mitad de esta biomasa alimenta cada año a ballenas, focas, lobos marinos, pingüinos, calamares y peces, y la población se reconstituye mediante la reproducción y el crecimiento posterior del kril. El kril puede vivir hasta 8 años en cautiverio, pero en su hábitat natural vive probablemente unos 3 o 4 años, y llega a la etapa de desove cuando tiene 2 o 3 años de edad.
El kril es una especie importante dentro de la cadena alimentaria porque se alimenta de fitoplancton, y en menor medida de zooplancton, y al ser consumido añade los nutrientes de éstos a la cadena alimentaria de otros animales cuya dieta está formada principalmente por kril. Por eso, se considera el kril una especie clave en el ecosistema del océano Austral.
El kril realiza grandes migraciones verticales diarias y proporciona alimento para los depredadores que se encuentran cerca de la superficie por la noche y para los de aguas más profundas durante el día.
El tamaño de la población del kril varía muchísimo de un año al otro, y los cambios observados parecen depender principalmente de la cantidad de especímenes jóvenes de kril que ingresan a la población de mayor edad todos los años. Este aspecto puede verse afectado por las variaciones en la cantidad de hielo marino, y es por esta razón que hay preocupación por los efectos que el cambio climático pueda tener en el hábitat del kril (aunque por ahora no existen pruebas reales que indiquen una reducción del hielo marino circundante a todo el continente antártico).

La pesca comercial de kril

Ordenación sostenible de la pesquería de kril

La CCRVMA fue creada en 1980 ante la preocupación de que una expansión de la pesquería de kril pudiera tener importantes repercusiones sobre el ecosistema del océano Austral. Desde entonces, la explotación del kril se ha gestionado de un modo muy precautorio. Ello se debe al reconocimiento de la función esencial que cumple el kril dentro del ecosistema antártico, de su caracterización como una especie clave y de las incertidumbres asociadas a los cambios medioambientales, entre ellos, los relacionados con el cambio climático.

Límites de captura admisible

Para garantizar la sostenibilidad de la pesquería de kril, se establecen límites sobre esta pesquería de modo tal que las capturas efectuadas dejen en el océano una cantidad de kril suficiente como para asegurar que haya una población reproductora adecuada y que alcance para alimentar a sus depredadores, tales como los pingüinos y las ballenas.
La sostenibilidad de la pesquería de kril depende del tamaño de la captura con respecto al de la población. En esencia, el enfoque que emplea la CCRVMA con relación a la ordenación de la pesquería de kril consiste en minimizar su efecto sobre el ecosistema, y no en tratar de maximizar el tamaño de la pesquería.
Los científicos utilizan modelos computarizados para simular el estado de la población de kril (mediante una serie de ecuaciones que dan cuenta de la cantidad de nacimientos y las tasas de crecimiento y mortalidad) y luego usan esos datos para predecir qué ocurriría con esa población de kril dados distintos niveles de pesca. De este modo, se efectúan miles de simulaciones con el propósito de determinar un nivel de captura sostenible.
Se utilizan numerosas variables para informar las proyecciones del estado futuro de la población del kril, y muchas de ellas no tienen valores precisos. En estos casos, se define un intervalo razonable de valores, y se realizan simulaciones con todos los valores de ese intervalo. Estas simulaciones tienen en cuenta datos conocidos y también lagunas en la información acerca del ecosistema en cuestión.
En la actualidad, la captura total admisible para el Atlántico sudoccidental es de unos 5,6 millones de toneladas por año. Sin embargo, la CCRVMA ha decidido que la captura quedará reglamentada dentro de un nivel crítico de captura de 620 000 toneladas distribuidas en cuatro regiones del Atlántico sudoccidental. Este nivel crítico de captura representa aproximadamente el 1% de los 60 millones de toneladas estimados de biomasa sin explotar, o tamaño virgen, de la población de kril presente en esta región. La captura anual real constituye aproximadamente el 0,3% de la biomasa de kril sin explotar. La CCRVMA ha acordado que no debe haber ninguna ampliación de la pesquería de kril a menos que existan datos científicos que indiquen que es sostenible.
La CCRVMA también mantiene una red de estaciones que recopilan información sobre otros componentes del ecosistema antártico a fin de hacer el seguimiento de cambios eventuales. Este programa (Programa de Seguimiento del Ecosistema de la CCRVMA (CEMP)) fue establecido en 1989. Los datos recabados en el marco de esta iniciativa contribuyen a los esfuerzos de la CCRVMA por elaborar lo que se ha dado en llamar un 'procedimiento de ordenación interactiva de kril', que ayudará a fundamentar las decisiones sobre los niveles totales admisibles y precautorios de la explotación de kril.

Video – Krill connections, Why is Hobart the krill capital of the world? [Conexión kril – ¿por qué es Hobart la capital mundial del kril?]

Esta presentación se hizo en la sede de la CCRVMA, en Hobart, Australia, durante la Semana Nacional de la Ciencia de 2017.
Ponentes:
Un seminario público en el marco de la Semana Nacional de la Ciencia (Australia) para contribuir a que el público conozca las conexiones entre los productos de kril comercializados, las afirmaciones sobre sus beneficios para la salud, y la biología y la ecología de este crustacito.
Sepa por qué Hobart es el centro mundial de la ciencia del kril y de la ordenación de la pesquería de kril, y cómo cada una de las instituciones relevantes en estas tareas está conectada a través de redes de instituciones científicas internacionales y gubernamentales.
El Dr. So Kawaguchi habló de su investigación sobre la biología y la ecología del kril, y la Dra. Laura Laslett explicó sus investigaciones sobre el valor medicinal del aceite del kril.
El Dr. Keith Reid, Director de Ciencia de la CCRVMA, explicó cómo esta organización internacional regula la pesca del kril, y cómo el establecimiento de límites a su pesca se basa en los conocimientos científicos más avanzados sobre el kril y su ecosistema.
Solo en inglés

Referencias:

CCAMLR