sábado, 13 de septiembre de 2014

Antarctica and Sea Ice


Floating sea ice encompasses Antarctica's land mass. Ice concentration is a measure of the real coverage of sea ice, which becomes less concentrated at greater distances from shore. Scientists want to know where this sea ice is thinning and thickening to better understand its role in the Earth system.
Credit: NASA

jueves, 11 de septiembre de 2014

La capa de ozono muestra signos de recuperación


La capa de ozono de la estratosfera, una frágil capa de gas que protege a la Tierra de los dañinos rayos de sol ultravioleta, está en el buen camino para su recuperación. Esto es lo que concluye la ‘Evaluación científica del agotamiento del ozono de 2014’, elaborada por cerca de 300 científicos de 36 países distintos incluido España. 

El agujero de ozono antártico se sigue produciendo cada primavera ya que las sustancias que agotan el ozono persisten en la atmósfera



El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) han publicado un documento de síntesis del informe ‘Evaluación científica del agotamiento del ozono de 2014’, que supone la primera actualización completa del estado de la capa de ozono en cuatro años.
Este informe indica que si no estuvieran vigentes el Protocolo de Montreal y los acuerdos asociados, los niveles atmosféricos de sustancias que agotan la capa de ozono se multiplicarían por diez en 2050.
“Las medidas adoptadas en virtud del Protocolo relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono están permitiendo el regreso de la capa de ozono a niveles de 1980”, asegura el texto.
De acuerdo con los modelos globales, dicho Protocolo evitaría 2 millones de casos de cáncer de piel al año hasta 2030, así como daños oculares y del sistema inmunológico, y favorece la protección de la fauna y la agricultura.
"Hay indicios positivos de que la capa de ozono estará en vías de recuperación hacia mediados de siglo. El Protocolo de Montreal –uno de los tratados ambientales más exitosos del mundo– ha protegido la capa de ozono estratosférico y evita que mayores cantidades de radiación UV alcancen la superficie de la Tierra", declara Achim Steiner, subsecretario general y director ejecutivo del PNUMA.
Asimismo, la eliminación gradual de sustancias que agotan la capa de ozono ha tenido consecuencias positivas para el clima, porque muchas de estas sustancias son también potentes gases de efecto invernadero.
Seguirá agotándose durante este siglo
Sin embargo, el informe advierte que el rápido aumento de determinados productos de sustitución, que también causan incremento de CO2atmosférico, pueden potencialmente socavar estos logros. La evaluación también señala que hay posibles enfoques para evitar sus efectos climáticos. “Los retos a los que nos enfrentamos son todavía enormes", agrega Steiner.
Para Michel Jarraud, secretario general de la OMM: "Las actividades humanas seguirán cambiando la composición de la atmósfera. El Programa de Vigilancia Global de la OMM debe continuar sus actividades de vigilancia, investigación y evaluación para proporcionar datos científicos para comprender y, finalmente, predecir los cambios ambientales, como lo ha hecho durante los últimos 25 años".
El agujero de ozono antártico se sigue produciendo cada primavera y se espera que este fenómeno continúe ocurriendo durante la mayor parte de este siglo, ya que las sustancias que agotan el ozono persisten en la atmósfera, a pesar de que sus emisiones han cesado.
Zona geográfica: Internacional
Fuente: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
SINC

sábado, 9 de agosto de 2014

Conversando con José Retamales 50 años INACH 2a parte



"Antártica se mueve entre noviembre y mayo, seis meses al año, más o menos, pero su actividad mayor es enero y febrero, cuando las universidades en Chile están de vacaciones, incluida la universidad local. Entonces en ese momento pasan por Magallanes mil científicos. Mil científicos es diez veces lo que tiene Magallanes en todas las ramas de las ciencias. Quizás más si contamos a los científicos que publican.
En la Antártica se estudia astronomía, se estudia la magnetófesra, se estudia el mar profundo, la criósfera, geológicas, etc. así que en todas las ramas del saber hay una actividad en la Antártica y no tenemos una mayor relación con esos científicos. Estamos empezando a generarlas con el problema de que la ciencia chilena no la hace el INACH. El INACH la financia.
los doscientos chilenos con Doctorado que trabajan en la Antártica están en las veinte universidades chilenas. Unos poquitos, acá en Magallanes -cuatro o cinco- y el resto está en el resto de Chile, así que no es fácil ubicarlos.
tenemos que organizar actividades internacionales en Magallanes en enero y febrero. Esa es una de las cosas que tenemos que hacer. Pero teníamos que tener primero algo que ofrecer.
¿Por qué Corea se va a quedar dos días acá? ¿Qué va a ganar?
hemos ido aprendiendo de que muchos de los que van a estudiar a la Antártica, también quieren estudiar la Patagonia. A veces no es sólo por la conexión con la Antártica. a veces es simplemente porque hay sitios acá que son únicos en el planeta, como los drumlins de Cabeza del Mar... es parte de lo que nos dice José Retamales, Director del INACH en la segunda parte de la entrevista, realizada en el mes de junio pasado con motivo de los 50 años del Instituto Antártico Chileno.
También le consultamos si ha habido una valoración del aporte del INACH en la región de Magallanes.
Los invito a seguir viendo esta entrevista

Six priorities for Antarctic science. Seis prioridades para la ciencia antártica




7 August 2014
The official outcomes of the 1st SCAR Antarctic and Southern Ocean Science Horizon Scan were published online today as a Comment in Nature (512, 23–25; 2014) entitled “Six priorities for Antarctic science”.
In April 2014, SCAR convened 75 scientists and policy-makers from 22 countries to agree on the priorities for Antarctic research for the next two decades and beyond. This is the first time the international Antarctic community has formulated a collective vision through discussions, debate and voting. The Horizon Scan narrowed a list of hundreds of scientific questions to the 80 most pressing ones.
The questions fall broadly into six scientific priorities:
  1. define the global reach of the Antarctic atmosphere and Southern Ocean;
  2. understand how, where and why ice sheets lose mass;
  3. reveal Antarctica’s history;
  4. learn how Antarctic life evolved and survived;
  5. observe space and the Universe; and
  6. recognize and mitigate human influences.
A few examples of critical questions that need to be answered include:
  1. How will the recovering ozone hole and rising greenhouse-gas concentrations affect regional and global atmospheric circulation and climate?
  2. Will changes in the Southern Ocean result in feedbacks that accelerate or slow the pace of climate change?
  3. What factors control Antarctic sea-ice seasonality, distribution and volume?
  4. Are there thresholds in atmospheric COconcentrations beyond which ice sheets collapse and the seas rise dramatically?
  5. What do geological signatures of past relative sea level tell us about when and where planetary ice has been gained or lost?
  6. What are the genomic, molecular and cellular bases of adaptation in the Antarctic?
  7. What is the nature of the Dark Universe?
  8. What is the current and potential value of Antarctic ecosystem services and how can they be preserved?
The assembled experts concluded that, to answer the 80 highest priority questions, it will be necessary to provide long-term sustained and stable research funding; access to all of Antarctica throughout the year; application of emerging technologies; strengthened protection of the region; growth in international cooperation; and improved communication among all interested parties. Maximizing scientific return while minimizing the human footprint should be the goal, and coordinated international efforts that engage diverse stakeholders will be crucial.
Former SCAR President Mahlon ‘Chuck ’ Kennicutt II, who led the Horizon Scan, summarized that “Antarctic science is clearly globally important. The southern polar community must act together if it is to address some of the most pressing issues facing society…. It is time for nations involved in southern polar research to embrace a renewed spirit of cooperation as espoused by the founders of the Antarctic Treaty - in actions not just words.”While this is the first Antarctic Horizon Scan, it is recommended that SCAR repeat the Horizon Scan exercise every four to six years in support of national strategic planning efforts and emerging integrated science, conservation and policy efforts.
Communicating the global importance of Antarctica to the public must be a priority. Narratives need to better explain how the region affects and is influenced by people’s daily lives. Antarctic success stories, such as signs of ozone recovery, engender confidence in the power of changes in behaviour. SCAR President, Jerónimo López-Martínez concluded, “Antarctic science is today particularly important to our understanding of how the Antarctic and Earth system work, what this foretells about the future of our planet and the role that humans play in observed change. The challenge is to find new ways for the global Antarctic community to act together to realize this potential for the benefit of all.”
For more information, read the Comment in Nature.
SCAR

Los resultados oficiales de la primera SCAR Antártica y del Océano Austral Ciencia Horizonte Scan fueron publicados en línea hoy en día como un comentario en Nature (512, 23-25; 2014) titulado "Seis prioridades para la ciencia antártica".
En abril de 2014, el SCAR convocó 75 científicos y responsables políticos de 22 países para ponerse de acuerdo sobre las prioridades de investigación en la Antártida para las próximas dos décadas y más allá. Esta es la primera vez que la comunidad antártica internacional ha formulado una visión colectiva a través de discusiones, el debate y la votación. El Scan Horizonte redujo una lista de cientos de preguntas científicas a las 80 los más acuciantes.
Las preguntas se dividen a grandes rasgos en seis prioridades científicas: 
1. definir el alcance global de la atmósfera de la Antártida y el Océano Austral; 
2. entender cómo, dónde y por qué las capas de hielo pierden masa; 
3. revelar la historia de la Antártida; 
4. aprender cómo evolucionó la vida antártica y sobrevivió; 
5. observar el espacio y el universo; y 
6. reconocer y mitigar las influencias humanas.

Algunos ejemplos de preguntas críticas que necesitan ser contestadas incluyen:  
a. ¿Cómo será la recuperación del agujero de ozono y cómo las concentraciones en aumento de gases de invernadero afectan la circulación atmosférica regional y global y el clima?
b. ¿Los cambios en el Océano Austral resultar en evaluaciones que aceleran o ralentizan el ritmo del cambio climático? 
c. ¿Qué factores controlan la estacionalidad del hielo marino antártico, la distribución y el volumen? 
d. ¿Hay umbrales en las concentraciones atmosféricas de CO2 más allá del cual las capas de hielo colapsan y los mares suben dramáticamente? 
e. ¿Qué rastros geológicos del pasado nivel relativo del mar nos dicen acerca de cuándo y donde el hielo del planeta se ha ganado o perdido? 
f. ¿Cuáles son las bases genómicas, celulares y moleculares de la adaptación en la Antártida? 
g. ¿Cuál es la naturaleza del Universo Oscuro? 
h. ¿Cuál es el valor actual y potencial de los servicios de los ecosistemas antárticos y cómo pueden ser preservada?
Los expertos reunidos concluyeron que, para responder a las 80 preguntas más alta prioridad, será necesario proporcionar financiación a largo plazo de investigación estable y sostenido; el acceso a toda la Antártida durante todo el año; aplicación de nuevas tecnologías; reforzado la protección de la región; el crecimiento en la cooperación internacional; y mejorar la comunicación entre todas las partes interesadas. Maximizar el retorno científico y reducir al mínimo la huella humana debe ser la meta, y los esfuerzos internacionales coordinados que involucran a diversos actores serán cruciales.
El ex presidente del SCAR Mahlon 'Chuck' Kennicutt II, quien dirigió el Scan Horizonte, resumió que "la ciencia antártica es claramente de importancia mundial. La comunidad del polo sur debe actuar juntos si es para hacer frente a algunos de los problemas más acuciantes de la sociedad .... Es hora de que las naciones que participan en la investigación polar sur para abrazar un espíritu renovado de cooperación como el que defiende por los fundadores del Tratado Antártico -. En acciones no sólo palabras "Si bien este es el primer Antártida Horizonte Scan, se recomienda repetir el SCAR Horizonte Scan ejercer cada cuatro a seis años en apoyo de los esfuerzos nacionales de planificación estratégicos y emergentes esfuerzos científicos, de conservación y de política integrada.
Comunicar la importancia mundial de la Antártida al público debe ser una prioridad. Las narraciones necesitan explicar mejor cómo afecta a la región y depende de la vida cotidiana de las personas. Las historias de éxito de la Antártida, como signos de recuperación del ozono, generan confianza en el poder de los cambios en el comportamiento.  El presidente de SCAR, Jerónimo López-Martínez llegó a la conclusión de que, "la ciencia antártica es hoy particularmente importante para nuestra comprensión de cómo el trabajo de la Antártida y el sistema de la Tierra, lo que esto predice el futuro de nuestro planeta y el papel que los humanos juegan en el cambio observado. El desafío es encontrar nuevas formas para que la comunidad antártica mundial a actuar juntos para hacer realidad este potencial para el beneficio de todos ".

¿Cómo incide el cambio climático en las áreas libres de hielo de la Antártica?


UNIVERSIDAD DE OVIEDO | FRENTE GLACIAR DEL DOMO ROTCH

Sólo el 0,4% de la superficie de la antártica se considera zona desglaciada


Reconstruir la evolución ambiental del continente helado durante los últimos 11.000 años es uno de los objetivos del proyecto «Holoantar» de Portugal, España, Brasil y Uruguay


Desde la segunda mitad del siglo pasado se registra una tendencia al calentamiento climático en toda la región de la península Antártica. Su tasa de calentamiento se ha cuantificado en 0,5 ºC/década, uno de los mayores aumentos de temperatura que se está registrando en la Tierra, informa la Universidad de Oviedo, que participa en el proyecto internacional «HOLOANTAR», que evalúa la incidencia del cambio climático sobre el continente helado a través del estudio de las zonas deglaciadas.
Solo el 0,4% de la Antártida está libre de hielo. Las escasas áreas deglaciadas encierran una biodiversidad única adaptada a un medio extremadamente duro, además de contar con numerosos cuerpos lacustres, que constituyen valiosos registros para reconstruir la evolución ambiental del continente helado durante los últimos 11.000 años, así como la variabilidad climática que ha conllevado estos cambios.
Los trabajos de «Holoantar» se desarrollan en la península de Byers, en la parte occidental de la Isla Livingston, una zona en la que existen unos 110 lagos que se originaron a partir del retroceso del glaciar Rotch.
Hasta el momento se han desarrollado dos campañas de trabajo de campo sobre el terreno para recoger muestras de los sedimentos de varios lagos y tratar de caracterizar el comportamiento térmico del permafrost(suelo que permanece siempre helado).

Altas tasas de transporte de materiales


Campamento en Punta Elefante sobre niveles de playas levantadas holocenas

Los primeros resultados, que han sido presentados en foros internacionales y remitidos a revistas especializadas, han constatado, por ejemplo, la rápida retirada del glaciar Rotch en las últimas décadas a consecuencia del calentamiento climático. Más de un 17% de la península de Punta Elefante, una zona no analizada hasta ahora cercana a Byers, se ha formado entre 1956 y 2010. Y un 11% del área recientemente deglaciada en Punta Elefante ha experimentado diversos tipos de movimientos en masa, como deslizamientos, flujos de lodo y de derrubios. Estas altas tasas de transporte de materiales son propias de áreas recientemente deglaciadas y decrecen de forma progresiva con el tiempo, hasta alcanzar los valores normales de áreas no glaciadas.
La próxima campaña de «Holoantar» está prevista para enero de 2015 y se centrará en la realización de perfiles geoeléctricos para la caracterización del permafrost, la instalación de estacas y mediciones de DGPS y la realización de trabajos de tipo geoecológico a lo largo de la península Antártica.
ABC

martes, 5 de agosto de 2014

ANTÁRTICA: El pingüino de dos metros que un día vivió en la Antártida. Extinct mega penguin was tallest and heaviest ever

El hallazgo de nuevos restos fósiles confirma la existencia de un pingüino de 115 kilogramos y dos metros de longitud que vivió hace unos 40 millones de años.

De vivir en nuestros días sería tan alto y robusto como un jugador de baloncesto. Con sus dos metros de altura y sus 115 kilos de peso,Palaeeudyptes klekowskii es el mayor de los pingüinos descubiertos hasta ahora y deja muy atrás el récord de la anterior especie extinta, los fósiles de un pingüino de 1,5 m descubiertos en Perú.



Los nuevos fósiles, según cuentan enNew Scientist, fueron descubiertos en la isla Seymour, en la península antártica, a principios de año, pero ahora el equipo de Carolina Acosta, del Museo de La Plata, ha encontrado algunas piezas que le permiten estimar su tamaño. Los primeros restos consistían en una docena de huesos, en su mayoría de los pies y las alas del animal, pero el hallazgo de un tarsometatarso de 9 cm permite  hace pensar a los científicos que el ave pudo tener hasta dos metros de longitud.
Palaeeudyptes klekowskii vivió hace entre 37 y 40 millones de años, "una época maravillosa para los pingüinos", según Acosta, que calcula que hasta 14 especies pudieron poblar la costa antártica. El clima de estas islas era por entonces algo más cálido que en la Antártida y más parecido al de la Tierra de Fuego, en el extremo sur de Sudamérica.
Un pingüino tan alto como un jugador de baloncesto
Aunque es difícil calcular cómo habría sido de alto este pingüino sobre dos patas (sus esqueletos son diferentes de los pingüinos actuales) está claro que es la especie de mayor tamaño descubierta hasta ahora, muy lejos de los 1,36 m y 46 kilos del pingüino emperador. Los científicos también creen que este gran tamaño pudo dar al animal algunas ventajas y que quizá podía permanecer bajo el agua más tiempo que los pingüinos actuales, hasta 40 minutos que le podía permitir alimentarse de gran cantidad de presas.
next

Extinct mega penguin was tallest and heaviest ever

Forget emperor penguins, say hello to the colossus penguin. Newly unearthed fossils have revealed that Antarctica was once home to the biggest species of penguin ever discovered. It was 2 metres long and weighed a hefty 115 kilograms.
Palaeeudyptes klekowskii lived 37 to 40 million years ago. This was "a wonderful time for penguins, when 10 to 14 species lived together along the Antarctic coast", says Carolina Acosta Hospitaleche of the La Plata Museumin Argentina.
She has been excavating fossil deposits on Seymour Island, off the Antarctic peninsula. This was a warmer region 40 million years ago, with a climate like that of present-day Tierra del Fuego, the islands at the southern tip of South America.
The site has yielded thousands of penguin bones. Earlier this year, Acosta Hospitaleche reported the most complete P. klekowskii skeleton yet, although it contained only about a dozen bones, mostly from the wings and feet (Geobios, DOI: 10.1016/j.geobios.2014.03.003).
Now she has uncovered two bigger bones. One is part of a wing, and the other is a tarsometatarsus, formed by the fusion of ankle and foot bones. The tarsometatarsus measures a record 9.1 centimetres. Based on the relative sizes of bones in penguin skeletons, Acosta Hospitaleche estimates P. klekowskii was 2.01 meters long from beak tip to toes.
Its height will have been somewhat less than its length owing to the way penguins stand. But it was nevertheless larger than any known penguin.
Emperor penguins can weigh 46 kilograms and reach lengths of 1.36 metres, 0.2 metres above their standing height. Another extinct penguin used to hold the height record, at around 1.5 metres tall.
P. klekowskii's tarsometatarsus "is the longest foot bone I've ever seen. This is definitely a big penguin," says Dan Ksepka at the Bruce Museum in Greenwich, Connecticut. However, he cautions that the estimate of its length is uncertain because giant penguins had skeletons "very differently proportioned than living penguins".
Larger penguins can dive deeper and stay underwater longer than smaller ones. A giant like P. klekowski could have stayed down for 40 minutes, giving it more time to hunt fish, says Acosta Hospitaleche.
NewScientist